ALQUILER DE COCHE EN EUROPCAR

 

RU EN FR DE IT

 

Cuando vais a alquilar un coche en Europcar, estéis preparados para tener muchos problemas y para que os vayan a engañar a cada paso.

 

El precio puede resultar 20% más alto de lo que os garantizaron (!).

El coche que habéis reservado puede no estar disponible en la oficina de Europcar.

La tasa de cambio puede ser falsa, en favor de Europcar por cierto.

Las ruedas de vuestro coche pueden ser de diferentes tipos y no ajustados bien.

El coche puede ser roto.

La oficina puede estar cerrada a la hora de devolver el coche, así que podéis perder el avión.

La franquicia puede ser descontada de vuestra cuenta a pesar de que nadie examinó el coche y que el coche no tuvo daño.

Puede ser que nadie en todas las oficinas de Europcar os responda a vuestras letras y quejas.
 

Estas no son las palabras vacías. Es nuestra experiencia real de diciembre 2008.
 

Se suponía que íbamos a recoger dos coches 4x4 en la oficina de Europcar en el Aeropuerto Internacional de Cairo. Nos indignamos por el servicio que recibimos. Abajo podéis encontrar una lista corta de los problemas con que tropezamos.

1. A la hora de recoger el coche resultó que no habían dos coches 4x4 en la oficina, sino sólo uno. Nos enviaron a otra oficina de Europcar para recoger el segundo coche.

2. Los empleados de la oficina de Europcar en el Aeropuerto de Cairo han pedido $200 más que nos habían garantizado en la reserva. Tardamos a eso de una hora en discusiones hasta que ellos se pusieron de acuerdo con el precio garantizado.

3. Nadie fue capaz de explicarnos exactamente cómo encontrar la oficina en el centro de Cairo. Además, no habían indicadores de Europcar en las calles. Tardamos casi dos horas en encontrar la segunda oficina por la noche.

4. Los empleados de la oficina en Cairo también pidieron $200 más que nos habían garantizado en la reserva. De nuevo tardamos casi una hora en discusiones hasta que ellos se pusieron de acuerdo con el precio.

5. Los empleados de la oficina de Europcar en Cairo utilizaron una tasa de cambio muy alta, así que teníamos que pagar 200 EGP (~$40) más. Cuando notamos el error, intentaron cancelar el pago, pero no han logrado hacerlo y la suma entera se bloqueó en nuestra cuenta.

6. El primer coche tenía dos ruedas muy malas, entonces tuvimos que comprar las nuevas por nuestra cuenta propia. La dimensión de la rueda de recambio era diferente de las demás, por lo tanto no pudimos utilizarla.

7. Las ruedas del segundo coche eran de los tipos diferentes y no habían sido ajustadas bien. Dos ruedas (izquierda delantera y derecha trasera) han sido ajustadas mejor, y otras dos (derecha delantera y izquierda trasera) – mucho peor. Por eso ha sido muy difícil conducir por los caminos malos.

8. La palanca de marchas no funcionaba en las marchas bajas, lo que hizo imposible seguir nuestros planes iniciales, así que tuvimos que cambiar la ruta.

9. Cuando devolvimos el primer coche a la oficina de Europcar en el aeropuerto, no había nadie por allí. La oficina debería haber abierto a las 9.00, mientras que la hora de devolución era el 11.00. No obstante, la oficina permanecía cerrada a las 12.00, entonces tuvimos que dejar las llaves para no perder el avión. Por lo tanto nadie examinó el coche.

10. A pesar de que nadie examinó el coche y que lo habíamos devuelto sin daño, la franquicia de $500 ha sido descontada de nuestra cuenta.

11. Cuando devolvimos el segundo coche, ellos han encontrado el daño del faro antiniebla y han retirado $400 de otra cuenta de nosotros. Pero este daño había sido registrado antes de que recogimos el coche. Tenemos el documento con la lista de todos los daños, donde el faro antiniebla está marcado como dañado.

12. Más que tres meses de correspondencia con la oficina central de Europcar, la oficina de Egipto y la oficina de Moscú resultaron totalmente inútiles. Al principio, nos prometieron muchas veces devolver el dinero, pero luego dejaron de responder a nuestros correos electrónicos. Natalia Kuznetsova de la oficina de Moscú nos sorprendió especialmente – nos dio un montón de promesas huecas, nos engañó y al fin se escondió.
 

Por fin, decidimos publicar este texto para advertiros a vosotros:

¡CUIDADO CON EL EUROPCAR!

¡SI NO, ESTAREIS ENGANADOS A CADA PASO!
 

Alexander, Dmitry, Mark, Oksana
Moscú, San Petersburgo,
Rusia
 

 

INICIO

 

Πειςθνγ@Mail.ru